Dedicación al sector cementero

¿Quieres recibir este artículo completo en PDF?

Solicítalo aquí

Ediciones Cemento, S.L.U.

Este verano se ha jubilado una de las figuras más destacadas del sector cementero español: Rafael Fernández, y desde aquí queremos decirle que deseamos, sinceramente, que su retirada sólo sea parcial, para poder contar con su experiencia y sus consejos en el futuro.

La revista Cemento Hormigón no quiere ser ajena a los homenajes que estos días están teniendo lugar, como reconocimiento de la gran labor desempeñada durante los años que ha estado al frente de la Dirección General de Oficemen. Como todos aquellos personajes que marcan un estilo y forma de ser, Rafael Fernández ha mostrado muchas facetas a lo largo de su vida profesional. Ha sido profesor en la Universidad, ha sido proyectista, ha sido investigador, ha sido gestor. Pero lo que más destaca en él es quizás su carácter innovador y atrevido, con el que afrontó el desarrollo del Primer Plan General de Carreteras, con el que se inició la transformación y modernización de nuestra red viaria; y carácter con el que ha protagonizado un periodo clave de la industria española del cemento, en el que también ésta se ha modernizado y desarrollado hasta alcanzar los niveles actuales de relevancia a nivel europeo y mundial.

En el campo del cemento y el hormigón, Rafael Fernández comenzó su andadura en el Instituto Eduardo Torroja con un papel destacado en sus aplicaciones en pavimentos, siendo responsable del primer pavimento de hormigón construido en España en el tramo experimental de Torrejón de Ardoz, en la N-II, y que estuvo en servicio más de 30 años. En 1984 es nombrado director general de IECA, un Instituto que nace en aquellos momentos y cuya misión es la de fomentar el desarrollo de las aplicaciones del cemento, pero también las de sentar las bases de calidad del mismo. Surgió así el sello IECA de cementos, que posteriormente se transformaría en la marca AENOR, cuyo prestigio y relevancia son de todos conocidos. Pero también en estos años se impulsan todos los trabajos relativos a la normalización del producto, elemento fundamental para el desarrollo técnico y la modernización del mismo.

Las actividades en IECA se interrumpen durante tres años, durante los cuales Rafael Fernández ocupa el puesto de director general de Carreteras del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU), pero las bases están sentadas y la actividad de este Instituto continúa bajo la dirección de Juan Carlos López Agüí.

A finales de 1991 Rafael Fernández regresa al sector, ocupando la Dirección General de Oficemen. En esta nueva etapa compagina las actividades técnicas con sus nuevas responsabilidades, y formando un equipo de trabajo perfectamente coordinado con las actividades desarrolladas desde IECA.

Durante estos últimos 15 años se lleva a cabo una profunda transformación del sector cementero español que se moderniza y se estructura en forma de grandes grupos empresariales de carácter multinacional, cuyos nuevos responsables apoyan el modelo seguido hasta entonces, en el que se combina no sólo la defensa de sus intereses, sino también la de los usuarios del cemento y, sobre todo, el impulso de la calidad e innovación de sus aplicaciones (hormigones, morteros, prefabricados, presas, pavimentos, estructuras, etc.).

La capacidad técnica y la objetividad empleada en todo momento, hicieron a Oficemen y a IECA merecedores de la confianza por parte de las administraciones, centros de investigación, universidades, laboratorios, colegios profesionales e incluso empresas constructoras, realizando una valiosísima aportación en la adaptación de la reglamentación en materia de hormigón estructural hacia un enfoque basado en la durabilidad y en la elevación de la calidad de las estructuras construidas en España.

Por último, y para no ser exhaustivos, también es mérito de Rafael Fernández la continuidad dada a nuestra revista Cemento Hormigón, recogiendo el testigo a la familia Palomar y adaptando esta decana publicación a las nuevas exigencias del siglo XXI.

Capacidad, preparación, transparencia, objetividad, visión de futuro, pueden ser algunas de las palabras con las que podríamos calificar a Rafael Fernández, pero los que le hemos conocido más de cerca y hemos trabajado con él día a día preferimos pensar en calificativos como humano, compañero o amigo. Por eso nos va a resultar difícil acostumbrarnos a no contar con sus consejos, siempre tan útiles y didácticos para todos nosotros.

Desde aquí, todos los que hemos trabajado contigo queremos desearte, Rafael, lo mejor en tu nueva etapa y esperamos haber dejado en ti un agradable recuerdo. Hasta siempre… compañero.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

¿Quieres recibir los artículos completos?

Tienes la posibilidad de realizar una suscripción anual (papel y digital) y te enviaremos la revista puntualmente en formato papel a tu dirección postal y en formato PDF a tu email.

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA
Ver ejemplar de muestra
  • NOTICIAS

VER TODAS LAS NOTICIAS

AGENDA

  • 19-21 de marzo de 2024

    REBUILD 2024

  • 24-27 de abril de 2024

    INTERMAT 2024

  • 25 y 26 de abril de 2024

    CONTART 2024

  • 5 y 6 de junio de 2024

    I CONGRESO DEL HORMIGÓN

VER MÁS EVENTOS

ACTUALIDAD TWITTER

VER MÁS TWEETS