Editorial

¿Quieres recibir este artículo completo en PDF?

Solicítalo aquí

Pedro Mora
Agrupación de fabricantes de cemento de España (Oficemen)

La industria de fabricación de cemento en España siente como una de sus principales preocupaciones el concepto ‘sostenibilidad’. Este manido término en la actualidad, aporta unas connotaciones a la industria, en general, bien conocidas y desarrolladas tradicionalmente por el sector cementero que, por ser un sector minero-industrial, ha pensado siempre en el largo plazo.

Probablemente, la sociedad española no ha incorporado los criterios medioambientales a la característica ‘sostenibilidad’ hasta las últimas décadas, en gran medida porque la resolución de los problemas de índole político, laboral y eco-nómico de nuestra sociedad aportaban mayor contenido sostenible a ciudadanos y empresas que el medio ambiente. La ‘sostenibilidad’ ha incluido parámetros medioambientales cuando garantizados unos mínimos estándares de convivencia hemos mirado a nuestro alrededor y hemos entendido que el hombre es una pequeña pieza de un universo del que debe vivir, al que debe respetar y del que forma parte.

No hay hombre sin entorno y el concepto de entorno próximo es el denominado medio ambiente. Si la humanidad ha entendido el desarrollo a costa del entorno, hemos errado; el desarrollo es único para el conjunto de la biodiversidad que forma el planeta, por tanto el único desarrollo posible de la humanidad es el desarrollo del entorno y el respeto al medio en el que vive.

Cualquier acción humana, desde el primer homo-sapiens, modifica el entorno, de la misma manera que la acumulación de una especie vegetal o animal en un área modifica ese ecosistema. El objetivo debe ser el conocimiento y la minimización de las modificaciones que impliquen daños severos para otras especies.

El sector cementero español, consciente de su responsabilidad, está liderando con determinación el conocimiento de los impactos que la industria como parte de la sociedad genera en el entorno, con el objetivo de implementar de forma comprometida las acciones necesarias para que ese etéreo concepto del Informe Brundland conocido como ‘desarrollo sostenible’ sea una realidad palpable para el conjunto de la sociedad que vive y convive en el entorno de las fábricas de cemento españolas.

Reflejo de ello son los aproximadamente 160 millones de euros que el sector cementero español ha invertido durante 2002 y 2003 en el marco del Acuerdo Voluntario para la Prevención y el Control de la Contaminación firmado con las Administraciones públicas. Y también reflejo de ello son los avances de conocimiento y experiencias de mejora que se ponen de manifiesto en los artículos que contiene este número especial de Cemento Hormigón.

En materia medioambiental, más que en ninguna otra, los objetivos son universales y las metas son infinitas, por lo que una sociedad, un sector o un individuo no deben considerar los avances como logros, sino como etapas del camino. El sector cementero y los que lo componemos nos sentimos comprometidos para ser líderes en trabajo y preocupación por mejorar nuestro entorno.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

¿Quieres recibir los artículos completos?

Tienes la posibilidad de realizar una suscripción anual (papel y digital) y te enviaremos la revista puntualmente en formato papel a tu dirección postal y en formato PDF a tu email.

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA
Ver ejemplar de muestra
  • NOTICIAS

VER TODAS LAS NOTICIAS

AGENDA

  • 19-21 de marzo de 2024

    REBUILD 2024

  • 24-27 de abril de 2024

    INTERMAT 2024

  • 25 y 26 de abril de 2024

    CONTART 2024

  • 5 y 6 de junio de 2024

    I CONGRESO DEL HORMIGÓN

VER MÁS EVENTOS

ACTUALIDAD TWITTER

VER MÁS TWEETS