El hormigón y el agua

Aniceto Zaragoza
Director general de la Agrupación de fabricantes de cemento de España (Oficemen)

El agua es tan importante para el hormigón como para los seres vivos. Para el hormigón, es fundamental al relacionarla con la cantidad de cemento en el contenido de la mezcla (relación agua/cemento) determinando la resistencia y en condiciones normales su durabilidad; y para los seres vivos, es el elemento más necesario.

También sabemos que el 70% de nuestro planeta está cubierto por agua, de la cual, sólo el 2,5% es agua dulce; y, que el cambio climático afecta, sobre todo, a los recursos hídricos. El aumento del nivel del mar y el retroceso de los glaciares son, posiblemente, dos de las consecuencias del calentamiento global que mejor ejemplifican la relación entre agua y cambio climático. Pero no son las únicas. Según las previsiones científicas, los episodios de sequía serán cada vez más frecuentes y duraderos en el tiempo. Por tanto, el acceso a agua potable y a un saneamiento adecuado se verán comprometidos en muchas zonas que ya de por sí experimentan dificultades para acceder a ellos en la actualidad.

En lo que respecta a nuestro país, por fin el Gobierno de España ha anunciado fuertes inversiones para abordar la gestión del agua en línea con el ‘Pacto Verde Europeo’ y con los objetivos de adaptación al cambio climático. Las actuaciones previstas serán respaldadas en gran medida por el ‘Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia’; sin olvidarnos de la colaboración público-privada, llamada al mismo tiempo a aumentar la capacidad de inversión de los proyectos tractores y a movilizar a empresas y agentes sociales, llegando al conjunto del tejido productivo. En definitiva, en los próximos tres años, se impulsarán las actuaciones referidas a las áreas de saneamiento, depuración, reutilización y seguridad de infraestructuras; la restauración de los ecosistemas fluviales, recuperación de acuíferos; y la mitigación del riesgo de inundaciones.

No olvidemos que España incumple desde hace casi treinta años la Directiva Marco de Agua sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas. Como ya hemos remarcado en otras ocasiones desde Oficemen, España invierte por habitante un 45% menos que la media de los países europeos en infraestructuras de medioambiente. Y es precisamente en el caso de las infraestructuras del agua donde tenemos pendiente uno de los mayores desafíos, ya que somos uno de los países europeos con mayor estrés hídrico, con alto riesgo de sequías, inundaciones y avenidas. El 72% de la superficie española sufre estrés hídrico severo y un 50% está en riesgo de desertización. De hecho, se calcula que para el año 2030, un 65% de la población española sufrirá las consecuencias de la escasez del agua.

Volviendo al inicio de mis palabras, me doy cuenta de que me ha faltado añadir que, el agua es fundamental para el hormigón; pero que el hormigón es también vital para el agua.

El hormigón es el material de construcción por excelencia de las infraestructuras del ciclo integral del agua, de las redes de abastecimiento y saneamiento y depuración; de las redes para el riego; o del drenaje de las obras lineales, básicamente caminos, carreteras y líneas férreas, que requieren la ejecución de obras de drenaje transversal para dar continuidad en los puntos bajos a la escorrentía natural. Por destacar alguna de las ventajas diferenciales del hormigón frente a otros materiales, mencionar la estabilidad química y su resistencia a las acciones mecánicas, físicas, químicas y biológicas. Ni que decir tiene el papel que el hormigón juega en la construcción de presas, donde es fundamental contar con un material que aúne durabilidad, resistencia, impermeabilidad y economía.

La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a disponer de agua potable al abrir el grifo; pero casi ninguno de nosotros somos conscientes del enorme esfuerzo tecnológico y económico que hay detrás de todas las infraestructuras que hacen posible este gesto. Existe un gran desconocimiento sobre ellas, ya sea porque la inmensa mayoría son invisibles al estar enterradas bajo el suelo (redes de abastecimiento y saneamiento), o bien porque muchas se encuentran alejadas de las zonas urbanas (plantas potabilizadoras, depuradoras o depósitos).

Sirva este número monográfico de la revista técnica Cemento Hormigón para conocer los últimos avances que se están realizando, que son muchos, y todo lo que el hormigón puede hacer para renovar y mejorar estos activos tan necesarios para la vida.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Otros artículos de esta revista

¿Quieres recibir los artículos completos?

Tienes la posibilidad de realizar una suscripción anual (papel y digital) y te enviaremos la revista puntualmente en formato papel a tu dirección postal y en formato PDF a tu email.

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA
Ver ejemplar de muestra
  • NOTICIAS

VER TODAS LAS NOTICIAS

AGENDA

  • 23-25 de mayo de 2023

    CONSTRUMAT 2023

VER MÁS EVENTOS

ACTUALIDAD TWITTER

👦👧Hoy recibimos en #LaFábricadeArrigorriaga a alumnos de @ArrigorriagaBHI. Además de mostrarles cómo se fabrica el #cemento, hemos compartido nuestro compromiso con la #sostenibilidad, animandoles a transladar esta filosofía a su vida diaria #PuertasAbiertas #educaciónambiental

Reunión hoy en la sede de cementos Tudela Veguín con la viceconsejera de medio ambiente y cambio climático del @GobAsturias y @UgtFicaAsturias @CCOOHabitat_AS exponiendo retos y oportunidades del sector cementero en #economiacircular #coprocesado #CO2_CERO_2050

VER MÁS TWEETS