Hormigón, turismo y agricultura

Ediciones Cemento, S.L.U.

Todo hace prever que la cifra de turistas que visiten España durante el verano de este año será de récord. La gran variedad de atractivos que atesora nuestro país (patrimonio cultural, gastronómico, etc.) lo convierte en uno de los destinos internacionales más demandados. De ahí el enorme peso que tiene el turismo en nuestra economía, no exento de problemas que pueden aminorar (en el mejor de los casos) la marcha de este importante motor económico.

Más allá de los foros científico-técnicos, pocos ven la enorme relación que existe entre el cemento y el turismo. El hormigón, principal derivado del cemento, es el material con el que se construyen, por ejemplo, los paseos marítimos por los que nos gusta pasear, los hoteles en los que nos alojamos o los puertos de los que zarpan o en los que atracan los cruceros en los que viajamos. Pero este material de construcción universal toma una especial importancia, más si cabe, si tenemos en cuenta que las canalizaciones de agua potable y las destinadas al tratamiento de las residuales son construidas con hormigón.

Aunque parezca mentira, la Unión Europea viene multando a España desde hace años por incumplir la normativa europea en materia de depuración de las aguas residuales en aglomeraciones urbanas de más de 15.000 habitantes. Sí, son muchas las zonas en las que se sigue vertiendo tanto a ríos como mares las aguas no tratadas, con el consecuente impacto que puede tener esta situación tanto sobre la salud pública como el medioambiente. En este sentido, aunque el país va poco a poco avanzando para resolver esta cuestión, aun queda mucho por hacer.

La ausencia de una correcta depuración de las aguas residuales, por otra parte, también puede tener un impacto negativo sobre el turismo. Una imagen vale más que mil palabras, y la publicación o contemplación de una escena en la que quede patente una actuación deficiente, puede ser más que suficiente para elegir un destino diferente para una siguiente ocasión. Y la competencia a nivel internacional en lo que al turismo se refiere es brutal. Así que urge que todas las Administraciones públicas del país, dejando a un lado su grado de competencia, realicen las inversiones necesarias.

Sumado a todo lo anterior tenemos el cambio climático encima, lo que está complicando, como ya estamos viendo, la disponibilidad de agua potable en muchas zonas de nuestro país, algunas de ellas especialmente turísticas, como son el levante peninsular o las islas Canarias. Tenemos que ser más eficientes en el manejo y consumo del líquido elemento. No son pocos los estudios realizados hasta la fecha que alertan de la ingente cantidad de litros de agua que se pierden debido a fugas en el suministro para consumo humano o el regadío. Otro frente en que se debe actuar urgentemente.

Tenemos claro cuáles son los problemas que hay que atajar y la herramienta ideal para poderlos solucionar de forma rápida, duradera y económica: el hormigón. Está en juego el futuro del sector turístico y agrícola de nuestro país, que no es poca cosa.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

¿Quieres recibir los artículos completos?

Tienes la posibilidad de realizar una suscripción anual (papel y digital) y te enviaremos la revista puntualmente en formato papel a tu dirección postal y en formato PDF a tu email.

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA
Ver ejemplar de muestra
  • NOTICIAS

VER TODAS LAS NOTICIAS

AGENDA

  • 19-21 de marzo de 2024

    REBUILD 2024

  • 24-27 de abril de 2024

    INTERMAT 2024

  • 25 y 26 de abril de 2024

    CONTART 2024

  • 5 y 6 de junio de 2024

    I CONGRESO DEL HORMIGÓN

VER MÁS EVENTOS

ACTUALIDAD TWITTER

VER MÁS TWEETS