La desecación del hormigón en sus primeras edades

Florentino Puerta Gutiérrez
Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos

La evaporación de parte del agua de un hormigón joven, además dificultar de su colocación, puede producir su fisuración y la pérdida de resistencias mecánicas. La fisuración puede producirse durante el período plástico o posteriormente a él, debido a la disminución de volumen que origina la pérdida de agua y puede disminuir la durabilidad del hormigón cuando dichas fisuras queden directamente expuestas a un medio ambiente agresivo. Si las fisuras se producen en el período plástico pueden llegar a tener una profundidad importante, del orden de decímetros (Aguanel, 1989).

La pérdida de resistencia se originaría por el aumento de la red de poros del hormigón debido a que el espacio que ocupaba el agua evaporada (en la pasta fresca o en los poros existentes en la que está endureciendo) no puede ser ocupado por los productos resultantes de la hidratación del cemento. Esto origina menores resistencias mecánicas del hormigón a cualquier plazo. En situaciones extremas, una pérdida elevada del agua de amasado puede motivar que no se llegue a completar la hidratación del cemento. (…)

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

¿Quieres recibir los artículos completos?

Tienes la posibilidad de realizar una suscripción anual (papel y digital) y te enviaremos la revista puntualmente en formato papel a tu dirección postal y en formato PDF a tu email.

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA
Ver ejemplar de muestra
  • NOTICIAS

VER TODAS LAS NOTICIAS

AGENDA

  • 5 y 6 de junio de 2024

    I CONGRESO DEL HORMIGÓN

  • 13-14 de noviembre de 2024

    II CONGRESO INTERNACIONAL DE RECICLAJE DE RESIDUOS DE CONSTRUCCIÓN Y DEMOLICIÓN (RCD)

VER MÁS EVENTOS

ACTUALIDAD TWITTER

VER MÁS TWEETS