Julio-Agosto 2017

La desecación del hormigón en sus primeras edades

Florentino Puerta Gutiérrez
Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos

La evaporación de parte del agua de un hormigón joven, además dificultar de su colocación, puede producir su fisuración y la pérdida de resistencias mecánicas. La fisuración puede producirse durante el período plástico o posteriormente a él, debido a la disminución de volumen que origina la pérdida de agua y puede disminuir la durabilidad del hormigón cuando dichas fisuras queden directamente expuestas a un medio ambiente agresivo. Si las fisuras se producen en el período plástico pueden llegar a tener una profundidad importante, del orden de decímetros (Aguanel, 1989).

La pérdida de resistencia se originaría por el aumento de la red de poros del hormigón debido a que el espacio que ocupaba el agua evaporada (en la pasta fresca o en los poros existentes en la que está endureciendo) no puede ser ocupado por los productos resultantes de la hidratación del cemento. Esto origina menores resistencias mecánicas del hormigón a cualquier plazo. En situaciones extremas, una pérdida elevada del agua de amasado puede motivar que no se llegue a completar la hidratación del cemento. (…)

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Otros artículos de esta revista

¿Quieres recibir los artículos completos?

Tienes la posibilidad de realizar una suscripción anual (papel y digital) y te enviaremos la revista puntualmente en formato papel a tu dirección postal y en formato PDF a tu email.

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA
Ver ejemplar de muestra
  • NOTICIAS

VER TODAS LAS NOTICIAS

AGENDA

  • 21 de julio de 2022

    Jornada técnica sobre pavimentos tecnológicos de hormigón

  • 27 al 29 de septiembre de 2022

    POWTECH 2022

  • 3-6 de octubre 2022

    BATIMAT 2022

  • 5-7 de octubre de 2022

    VI Congreso de la Asociación de Consultores de Estructuras (ACE)

  • 10 de noviembre de 2022

    Foro de la Construcción 2022

VER MÁS EVENTOS

ACTUALIDAD TWITTER

VER MÁS TWEETS