Economía circular: un reto compartido

Gemma Rodríguez Betrián
Responsable de comunicación del Grupo Español para el Crecimiento Verde

El incremento de la demanda de bienes de consumo será insostenible para la capacidad ecológica del planeta en un horizonte no muy lejano, debido, principalmente, al aumento demográfico y de la longevidad de nuestra población. Por ello, debemos de ser capaces de transformar el modelo económico de carácter lineal en otro circular que conllevará una adaptación del estilo de vida y de los hábitos de consumo y a su vez, un creciente proceso de desmaterialización de la economía. La transformación de productos en servicios, ligada a la agenda digital, se está concretando ya en ejemplos concretos, aunque todavía resulta difícil nadar contra corriente. La fórmula de: a mayor consumo, mayor producción y por ello mejor posición estratégica, sigue resistiendo. En este contexto, la obsolescencia programada será también un reto que habrá que afrontar tarde o temprano.

En medio de este proceso de cambio de modelo productivo, nuestras ciudades se convertirán en el principal campo de batalla y lo que hagamos en ellas, servirá de termómetro para medir el éxito o fracaso de la economía circular. Los modelos, productos y servicios consistentes con los principios de la economía circular (reducción de insumos, prevención de la producción de residuos, reducción de la contaminación ambiental, etc.) cobrarán, si cabe, mayor importancia en el ámbito de la resiliencia urbana.

Varios son los sectores de la economía que se señalan como puntos de partida para que este concepto cobre vida en medio del tejido productivo del país. La construcción, incluida la fabricación de materiales, es uno de los que están llamados a trazar el camino del proceso de cambio. Y es que la economía circular debería convertirse en un elemento clave para la competitividad empresarial. Implica una mejora en la eficiencia de los procesos productivos y genera, además, nuevas oportunidades para las empresas con las capacidades tecnológicas necesarias para implementar los principios de la economía circular en diversos sectores industriales. El turismo, la industria agroalimentaria y de distribución o la automoción se suman también a la lista de protagonistas del proceso en el panorama empresarial. Otros, complementariamente, resultarán críticos como generadores de modelos y tecnologías que aporten soluciones a los retos de la economía circular. (…)

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Otros artículos de esta revista

¿Quieres recibir los artículos completos?

Tienes la posibilidad de realizar una suscripción anual (papel y digital) y te enviaremos la revista puntualmente en formato papel a tu dirección postal y en formato PDF a tu email.

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA
Ver ejemplar de muestra
  • NOTICIAS

VER TODAS LAS NOTICIAS

AGENDA

  • 23-25 de mayo de 2023

    CONSTRUMAT 2023

VER MÁS EVENTOS

ACTUALIDAD TWITTER

🔴 Más allá de la mera obligación legal de restauración de las explotaciones mineras 🪨, el firme compromiso de todo el sector cementero con la #biodiversidad ha permitido la puesta en valor de esos entornos recuperados 🐸. (#naturaleza #MedioAmbiente)

↪️ https://www.oficemen.com/sostenibilidad/impacto-ambiental-medio-natural-biodiversidad/

📢 El 15 de diciembre tendrá lugar en el Colegio de Aparejadores (@aparejadoresmad) una jornada sobre la gestión integral de #rehabilitación de barrios en la que participará @SikaSpain mostrando sus soluciones para la rehabilitación de edificios 🌇.

▶️ https://bit.ly/3P9e34l

VER MÁS TWEETS